<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6736052\x26blogName\x3dUBTSLA_+Un+p%C3%A1jaro+negro+/+UnBroken_Th...\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://unbrokenthoughts.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://unbrokenthoughts.blogspot.com/\x26vt\x3d341574796833136684', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

domingo

W

o la congruencia de odiar.


dices, sentir odio?... sentir odio es algo natural, es consecuencia humana del sentir, y quién puede decir de primera vez que no siente?...
qué es peor, sentir odio, expresar violencia, o provocar odio y violencia?... tú lo sabes, querido amigo, es mayor delito el provocar lo que nadie quiere; pero, qué se observa más comúnmente entre la gente?, que se pena más a quién se comporta con odio o con violencia que a la causa misma de ese odio o violencia. Así, es mayor horror la conducta desordenada que desordenar la conducta. La mayoría de la gente está acostumbrada a penar más lo que aparenta más, y al contrario, a permitir más lo que aparenta menos, aunque esto último sea el mismo pandemónium. Por qué será que los convencionalismos siempre están a favor de los que tienen poder y lo callan y en contra de los desposeídos que protestan? Eso no puede dejar de pasar una factura legal al conjunto de la sociedad.
Y ellos me dicen, pero yo es que no soy violento, yo no odio. Haría falta ver sus conductas frente a los que han faltado a su norma; el odio de los que no odian hacia los que odian puede triplicar su virulencia, porque la falacia es triple, odian pero no lo reconocen, producen odio pero no lo reconocen, vuelven al odio manifiesto pero no lo reconocen.
Odiar es algo natural, y lo primero que se ha de hacer para liberarse del odio es reconocer que se puede odiar; cuando la carne sensible es agredida siente dolor, y ese dolor se traduce en los humanos como odio; de la misma manera que esa carne sensible estaba abierta al amor por el otro, al ser traicionado en su más íntima materia el amor se torna en odio, el odio no es más que el sentir de dolor del amor traicionado.
Cuando se ha reconocido eso, entonces lo importante es continuar abierto a la posibilidad de olvidar, de liberarse de él. Primero es necesario cuidarse bien la herida, no exponerla a más sufrir, pues cuando por algún misterioso modo podamos comprender algo de lo acontecido, entonces y no antes estaremos en condiciones de asentir y perdonar; no es posible perdonar si antes no se se comprende; y una vez que podamos perdonar, entonces, poco a poco, olvidar. Y adiós dolor, adiós.
De esta manera más que de otras funciona el odiar y el perdonar. En cambio, si esto mismo lo expresas a alguien ignorante, te amonestará por ello, e impedirá tu natural derecho de odiar, de amar, de expresarte y de sanar.
Cierto es que también han habido y pueden haber hombres que no sepan lo que es eso en sus corazones, pero yo nunca me he referido a ellos, amigo. Te ruego que me disculpes si en algo he sido poco conciso...