<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6736052\x26blogName\x3dUBTSLA_+Un+p%C3%A1jaro+negro+/+UnBroken_Th...\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://unbrokenthoughts.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://unbrokenthoughts.blogspot.com/\x26vt\x3d341574796833136684', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

sábado

Indudablemente, Revisited



indudablemente; indudablemente que me gusta Schubert y no me gusta Haydn; desde luego que la menor de sus obras posee algo que no la mayor de las de aquél; que la música de éste me aburre como si la hubiera escrito con perfecto marchamo de oficina; que me resulta difícil encontrar en ella algo más que una anodina y correcta adecuación formal; indudablemente que Haydn no se refleja en mi espejo, pero creo que ni siquiera en el de las calladas aguas de cualquier laguna de los montes de Baviera; indudablemente; indudablemente que me asombra Beethoven, que su osadía se me torna singular entre los de su tiempo, tan solo digna de un genio; pero lo mismo digo que me gusta Mozart, y no me contradigo con lo anterior, indudablemente, pues pese a que a él sí le gustase Haydn, y a mí no me gustase de Mozart lo que tuviese de Haydn, sino precisamente lo que no tuviese, ese su genio especial, o mejor dicho, su ingenio luminoso, su diferencia con los demás, su alegre locura, lo que no aprendió de sus maestros, indudablemente; indudablemente que me gusta Schubert



(redactado el 29 de junio y, ahora, revisitado)





P.S.

...indudablemente, indudablemente que el escritor puede errar, porque, hasta el momento en que ésto escribía, la mayoría de las obras de Haydn que se encontraba resultaban como digo, y desde el momento en que hablo, ha podido escuchar algunas otras que no coinciden con la anterior opinión, pues es buena música, y no va a mencionar ahora ni cuál ni cuánta, quizá en otro momento lo haga, tan solo precisar que el desdicho lo hace desde el humano oído de un melómano nada especializado, afortunadamente, más que en la propia música; y,... evidentemente, evidentemente que nos sigue gustando Schubert