<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6736052\x26blogName\x3dUBTSLA_+Un+p%C3%A1jaro+negro+/+UnBroken_Th...\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://unbrokenthoughts.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://unbrokenthoughts.blogspot.com/\x26vt\x3d341574796833136684', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

viernes

hablando, casi, con burton greene



una tarde-noche lluviosa en mitad de la semana, mientras leía una entrevista a Burton Greene en la internet me ha sentado fenomenal escuchar a Sun Ra por la radio tocando Atlantis... qué desfogue
el viejo Burton Greene -más viejo por mis recuerdos que por él mismo-, me transporta a cuando lo conocí musicalmente en una grabación de vinilo del entonces todavía fresco free-jazz, un disco que aún conservo, junto con otro del mismo sello del inexpugnable Sonny Sharrock con su mujer, la mujer de Sonny Sharrock, claro...
Aquariana es el título de ese disco de Greene, por entonces yo me embebía de las más dispares músicas que surcaban el mundo editorial, Greene me pareció en esa grabación como un curioso freejazzman hippie blanco no con demasiada calidad pero suficientemente interesante para escucharlo...
Greene, las vueltas que da la vida, aún las más sórdidas como la mía, querido amigo... Hace pocos meses ví su foto y uno de sus temas al piano en la lista de jazz de vanguardia que tiene CNET music en la web, curiosamente junto a una serie de mis temas que también difundo desde ese sitio; pero nada que decir aparte de eso, Burton Greene es un músico con toda una vida de fundamento detrás, y el tema que tiene en esa lista es bueno, con clase, incluso bonito, nada que ver con lo que hacían esos elementos en la Nueva York de los años 60 y tantos...

"(...) Muchas de las cosas que oí en Europa me sonaban como una especie de repaso. Yo ya había tocado con un montón de maestros. Solíamos tocar música de energía atómica veinticuatro horas al día, tío, y explotábamos como los fuegos artificiales del 4 de julio, un montón de gente no pudo recomponerse. Archie perdió el callo, durante una temporada no podía morder la caña; Marion Brown terminó en un asilo, muchos murieron en la calle, o desaparecieron como Henry [Grimes] y Giuseppi [Logan]. Esa música tenía un alto índice de mortalidad. No necesitaba machacarme otra vez. Buscaba algo diferente.
Terminé sufriendo lo que llamo mi “crisis nerviosa de tortuga”. ¡Sucedió lentamente! Mi novia de entonces, Joke, me había llevado en coche a un bolo que iba a dar solo en Nijmegen. Me abrió la puerta del coche, y me caí al suelo. No podía moverme. Me ayudó a entrar en el club y me caí del asiento del piano. Entonces me llevó de vuelta a casa y me empujó escalera arriba a mi litera en mi casita del jardín, de la que no me moví en unos diez días. (¡Ésa debe de ser la única actuación de mi carrera a la que he faltado por enfermedad!) Cuando finalmente salí de la cama, me senté al piano y una vocecilla me dijo: “¿Quieres volver a fastidiarte la espalda? ¿Quieres volver a hacer lo mismo o prefieres hacer otra cosa?” Así que empecé a... juguetear… a tocar cosas con un aire de Europa del Este, o de raga india..."(...)


Al terminar de leer ésto no he podido retenerme la risa... Burton, viejo amigo, no tienes que decir más, sé perfectamente de lo que hablas, hay modas y apasionamientos que bien cierto son malas para la salud... hay momentos en que para preservarla no tienes más remedio que suavizar tus instintos, tocar como suave, acaramelado, ligero si quieres,... el estado de ánimo no es sólo un generador de creatividad sino también de salud o enfermedad, y es de tontos insistir en aficiones que luego te pueden pasar factura subiéndote la tensión arterial o envarándote la espalda, no hermano?
es como si entonces dijeras, sí, vale, me pongo aquí, frente al piano, vestido de pieles rusas y con pelo y barba de noventa días, pero cuando voy a golpear las teclas con mis manos desde medio metro de altura para iniciar el concierto con el grupo, me acuerdo de las indicaciones del médico y las termino bajando suave, suave, e iniciando las sabrosonas notas de una rumbera melodía de cabaret del Paralelo barcelonés... y el grupo te sigue, claro, aunque se queda de piedra; así es la vida, n´est pas?---

Bien, Burton Greene prosiguió un camino musical y personal menos impactante para su salud pero no por ello menos interesante, se acercó a sus orígenes judíos de emigrantes rumanos y practicó el yoga y la meditación bajo la tutela del gurú indio Satchidananda, sus incursiones en la improvisación a partir de ritmos zíngaros y música kletzmer son realmente interesantes
vive en Holanda en una casa flotante y da clases de piano en el conservatorio, pero como Sonny Murray, otro miembro de aquella salvaje troupe, apenas encuentra sitios en los que tocar o sellos para los que grabar porque los tiempos y las personas han cambiado hasta el punto de que se prefiere descargar música de la internet o contratar a clones comerciales en vez de asistir a conciertos como los suyos o difundir su música como los de tantos y tantos recientes protagonistas de la verdadera cultura de nuestra época

aunque los que sí los conocemos también los reconocemos


shalom aleichem





-fragmentos de la entrevista a Burton Greene tomados de la web Tomajazz