<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6736052\x26blogName\x3dUBTSLA_+Un+p%C3%A1jaro+negro+/+UnBroken_Th...\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://unbrokenthoughts.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://unbrokenthoughts.blogspot.com/\x26vt\x3d341574796833136684', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

miércoles

de la existencia o no de España



siempre me he considerado español como la cosa más natural del mundo, sin inventarme nada. y supongo que si hubiera nacido en el País Vasco o Cataluña también me hubiera considerado de igual modo vasco o catalán, pero además de español. en cambio, como ha sido habitual entre los habitantes de la no ha tanto unificada España, cuando me pregunto qué es ella, España, me quedo a veces con la mente en blanco y no sé a ciencia cierta qué responderme, y eso parece importante, pues pudiera implicar también su realidad o no, elucubrando un poco, algo que se contradice por completo con mi sentimiento de español. la respuesta a ese enigma, que es también el de nuestra historia reciente, puede que supere los convencionalismos. España, si existe algo que podemos llamar así -y existe-, no es una nación de características políticas, económicas o administrativas, es una nación de distinguible carácter cultural y social, materializada en su interior por la diversidad de sus paisajes y pueblos. España es algo más que una retahíla de normas y arbitrios, es un Sentimiento, y su paisaje algo más que de jurisdicciones y lindes, es un paisaje unido por el sentimiento. por eso, cuando se ha tratado de identificar a una España política o administrativa, aquí siempre se ha originado desconfianza o conflicto. y, en cambio, el carácter de un catalán, murciano o vasco, e incluso diría que portugués, es genuinamente hispano, independientemente de sus diferencias nacionalistas o regionalistas, producto secular de una identidad con lo español errada, en cuanto que se contrasta con las fronteras de la diferencia interior, en lugar de hacerlo con el acervo cultural común. si hay una España -y vaya si la hay-, es más Cultural y Sentimental que política, reconociendo siempre que si hay Unidad la forma un gran interior diverso.