<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6736052\x26blogName\x3dUBTSLA_+Un+p%C3%A1jaro+negro+/+UnBroken_Th...\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://unbrokenthoughts.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://unbrokenthoughts.blogspot.com/\x26vt\x3d341574796833136684', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

sábado

de la vida cotidiana



Win Mertens no es un músico que se pueda considerar comercial, ni siquiera demasiado conocido. En teoría su música es marginal en comparación con los grandes y pequeños negocios musicales. No sabía nada de él desde hacía años, y unos 17 en que asistí a uno de sus primeros conciertos en España. Hasta ayer por la noche, en que puede verle y oírle por segunda vez en el bonito escenario del castillo de Lorca. Lo que me impresionó del acontecimiento, además de la noche y de la buena música de Win, fue comprobar la gran y diversa cantidad de público que había hasta casi llenar todas las localidades disponibles. Y aún más, la devoción y el fervor con que escuchaban su música, hasta el punto de hacerle añadir ¡cuatro! bises a su concierto.

El observar cómo muchas de las personas allí presentes reaccionaban ante el espectáculo, me hizo de nuevo detener y reflexionar sobre el mundo que vivimos.

De nuevo apenas conocemos.
De nuevo la acción es la puerta del conocimiento.
De nuevo siempre permanecer abiertos.
Por debajo de la negra marejada que nos envuelve como un globo, todavía discurre la vida (y no sólo aquí, sino en todos los sitios).

Tomar consciencia de esto último es de gran importancia para desterrarla...