<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6736052\x26blogName\x3dUBTSLA_+Un+p%C3%A1jaro+negro+/+UnBroken_Th...\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://unbrokenthoughts.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://unbrokenthoughts.blogspot.com/\x26vt\x3d341574796833136684', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

martes

música y antigua



La música española tiene su excepción en la música antigua. Como en pintura, literatura, arquitectura, la música anterior al siglo XVIII fue de superior prestancia.
Compositores como Antonio de Cabezón o Tomás Luis de Victoria figuran entre los más importantes de Europa, como Cervantes, Berruguete o Velázquez lo eran también en otras artes. Pero a diferencia de éstas, la música de esos siglos, entre los que incluyo la Edad Media y anteriores, ha quedado como relegada en el olvido, como olvidada en los fondos del escenario de la actualidad.
Ahora, una asociación de intérpretes de este tipo de música ha difundido un manifiesto en el que denuncian esta situación y reclaman mayor atención y apoyo por parte fundamentalmente de las instituciones oficiales.
Lo entiendo, ya he dicho antes cuál es mi visión del asunto, y en otras he expresado con mayúsculas mi admiración por genios como Antonio de Cabezón.
Pero ahora recapacito y les digo, no, no pidáis así ni tanto. Solicitad cuidado de los tesoros de nuestra música antigua, pero no demandéis espacios faraónicos ni campañas institucionales, que no suceda como con los cultivos de auditorios ni de museos, que no hacen sino apropiar y desarraigar la cultura de su origen. Que no os suceda como con El Quijote de Cervantes; ¿imagináis todo un año dedicado así a Tomás Luis de Victoria...?
Que bastante agua es buena pero demasiada ahoga...


Que ahora es un gozo escuchar a Antonio de Cabezón sin que apenas nadie se entere