<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6736052\x26blogName\x3dUBTSLA_+Un+p%C3%A1jaro+negro+/+UnBroken_Th...\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://unbrokenthoughts.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://unbrokenthoughts.blogspot.com/\x26vt\x3d341574796833136684', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

viernes

el pianista



un lunes de estos, mientras tomaba un café con tostadas agarré el periódico y lo leí, pensé que me habían descubierto, toda mi vida ocultándolo y, por fin, lo sabía todo el mundo, lo publicaban los periódicos, se habían dado cuenta y, en una página trasera aparecía una noticia de alcance: se había encontrado a un hombre de mediana edad en una isla del mar del norte, con aspecto muy vulnerable, no pronunciaba palabra ni recordaba nada de su anterior vida, tan sólo parecía revivir cuando se sentaba ante un piano e interpretaba hermosas melodías sin apenas leer partituras, allí estaba, allí estaba yo mismo, retratado en una fotografía de agencia, con la cabeza delgada, pálida y la mirada ausente y atemorizada, ¿cuándo me tomaron esa foto que no recuerdo?, ¿en qué momento me capturaron que no me he percatado hasta ahora?, pero ya ha sucedido, yo, mi sombra, mi ilusión, mi sueño entero en la existencia ha sido por fin atrapado por la farándula del mundo, y heme aquí, su dueño, que sentado en un barriobajero bar lo estoy leyendo ...