<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6736052\x26blogName\x3dUBTSLA_+Un+p%C3%A1jaro+negro+/+UnBroken_Th...\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://unbrokenthoughts.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://unbrokenthoughts.blogspot.com/\x26vt\x3d341574796833136684', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

jueves

Dune :: Threads



hubieron tres películas ambientadas en el espacio exterior que marcaron una feliz huella en mi inteligencia; éstas fueron: 2001 Una odisea en el espacio de Stanley Kubrick, Dune de David Lynch y La Guerra de las Galaxias de George Lucas. No sé por qué, pues nada tenían en común las tres salvo el entorno, pero todas destilaban para mí la misma savia, el mismo silencio magistral; inclusive la película de Lucas dejaba de parecer una simple historia de tebeo para trascenderse y sugerir un más acá metafísico
son casi las cuatro de la madrugada, miro ahora la pantalla encendida de la televisión donde están emitiendo Dune, mientras escucho por los auriculares Threads de David S. Ware; y me pregunto todavía cómo pueden cambiar tanto los tiempos de la gente en tan breve espacio de tiempo; aún recuerdo cuando en el ambiente de la sociedad se respiraba aire en forma de cultura viva y manifestaciones del espíritu, y cómo en unos pocos años esto casi ha desaparecido motivado por la casi total ausencia de verdaderos estímulos
es esta sutil falta de valiosos motivos lo que ocasiona un panorama desalentador para la cansada energía creativa del hombre, una percepción que por sí sola puede crear devastadoras realidades