<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6736052\x26blogName\x3dUBTSLA_+Un+p%C3%A1jaro+negro+/+UnBroken_Th...\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://unbrokenthoughts.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://unbrokenthoughts.blogspot.com/\x26vt\x3d341574796833136684', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

domingo

Re: Fairplay y fatalismo en la izquierda

Amigo Gabriel, no sé si pudiste leer mi mensaje al foro de última hora de anoche que abundaba un poco sobre las mismas cuestiones que tú planteas.
Al respecto de lo que dices sobre si la contemporización de los medios al compás de los intereses del gobierno va afectar a la mayoría de la ciudadanía en los resultados de estas elecciones, aunque no estoy al tanto de todo lo que se ha dejado caer, en especial en la televisión, sobre todo en la jornada de reflexión (se me estropeó la tele y, para lo que me vale, igual ni la reparo), me lo puedo imaginar, igual que me hago una idea del papel de la radio (con la honrosa excepción de la cadena ser -esto me recuerda otros años-), en especial de radio nacional, y de los medios escritos que todos conocemos. Y lo que me imagino es que la influencia es evidente. El gobierno ha intentado tapar un resquicio por el que se le colaba un aire extraño a sus habitaciones y, pese a lo evidente del hecho, creo que en gran parte lo ha logrado. Pero no totalmente. Hace un rato he pasado por un bar de mi pueblo a tomar una cerveza y me he encontrado a algunos de los parroquianos hablando de su disconformidad con el papel de España en el conflicto de Irak que nos han traído como respuesta tan trágicas consecuencias. Pese a todo, como digo, el gobierno ha sabido tapar con una confusa manta la magnitud real de los hechos y su influencia en las elecciones puede así quedar en menor. De todos modos, como es obvio, nada se sabrá concretamente hasta el recuento de los votos.
Por desgracia, la "gran mayoría" continúa siendo la bisagra que permite que todo siga igual (con su manipulación y alienamiento) o que se abra la puerta hacia un mundo más humano y más justo (cuando se les abren los ojos a lo evidente).

Un saludo



sábado

Reflexionando la jornada

Amigos, a pocas horas de abrirse los colegios electorales los responsables del poder ejecutivo continúan ocultando tendenciosamente la verdad al pueblo que les ha votado en los últimos comicios. Y digo tendenciosamente porque lo hacen en pro de un interés o tendencia, la suya egoísta en particular. Eso es de una gravedad grande en un estado que se dice basado en la democracia, aunque esa gravedad puntual quedase diluida en el verdadero escenario de una democracia real inexistente. El ministro del interior no puede manipular la información de un suceso tan horroroso como este con las evidentes intenciones de evitar que afecten de manera negativa en el proceso electoral al partido en el poder y al uso político que ha hecho de la lucha contra eta. Si sus intenciones con el pueblo español fueran en verdad generosas, no pondrían ningún obstáculo a la verdad y, sobre todo, nunca engañarían manifiestamente a la ciudadanía. Cierto es que antes que nada hay que mantener la serenidad y la calma, pero nosotros no tenemos culpa de que hayan actuado de motu propio en cuestiones fundamentales de relaciones internacionales o que hayan observado el conflicto vasco, antes que de otro modo, como una cuestión exclusivamente policial. Ahora, sobre sus modos de proceder son ellos los que tendrían que dar cuentas, pero no lo hacen, sino que a todas luces alargan las hipótesis de su ideología partidista hasta cruzar el río de este comicio electoral que les permita seguir gobernando este país por otros cuatro años. Eso ofende escandalosamente aún a la pobre suerte de democracia que todos los españoles (heridos o indemnes) tenemos.
Yo hubiera preferido que las elecciones se pospusieran hasta despejar la verdad y depurar responsabilidades. Estamos hablando de temas (muerte y democracia) demasiado importantes como para tomárnoslos superficialmente. Pero ya parece inevitable que los colegios electorales se abran como estaba previsto. Así pues, a votar (o no) haciendo uso cada cual de su derecho fundamental, con la serenidad y la paz en el talante, pero con los sentidos ya avisados y muy despiertos.

Saludos



viernes

Madrid, Bagdad

Amigos, adjunto os reenvío un mensaje que, yo al menos, he recibido esta mañana. Aún no me había enterado de la magnitud de la tragedia de los atentados de Madrid. Cuando me informé de todo lo que pasó en Madrid me quedé conmocionado, pero eso no hizo que quitara mi atención de lo que en ese mensaje dice que se va a conmemorar, sino todo lo contrario, lo reafirmaba y confirmaba al mismo tiempo algunas cosas que ya tenía muy claras:

- Este atentado era desproporcionado aún para tratarse de eta, independientemente de que también puede haber sido eta la autora, la forma en que se llevó a cabo era propia de los atentados fundamentalistas islámicos, sobre todo si el tren que no llegó a la estación de Atocha lo hubiera hecho a su hora, el resultado podía haber sido así de índole apocalíptica, toda la estación hubiera volado. Bastante similar en su concepción al atentado de las torres gemelas, por cierto. Eso en primera instancia da exactamente lo mismo, es horrible lo sucedido, y, saltándose las normas de comportamiento, también cabía (y cabe, a estas horas) la posibilidad de que la masacre fuera de eta, hay precedentes en la memoria de todos que lo ratifican, como Hipercor o la calle del Correo. También la misma eta ha evolucionado hacia una degeneración cada vez mayor, desde un origen socialista y antifranquista, hasta asesinatos indiscriminados y objetivos políticos absurdos. En esos aspectos daba igual quién hubiera sido, no sólo en cuanto a que lo más importante es que cualquier acto de estas características se hace execrable a los ojos de los hombres y sólo cuenta el inmenso dolor de los inocentes, sino que como digo, finalmente podía haber sido o ser aún, cualquiera de las organizaciones terroristas en lo disparatado de sus posicionamientos. Es decir, en este sentido: da igual eta que al-qaeda.

- Pero no en otros sentidos, y demasiado importantes para ignorarlos: al igual que si se tratara de una enfermedad grave, el fenómeno terrorista es sólo un síntoma de todo un proceso de mucho mayor alcance y de específicas y escondidas causas. No se puede tratar una enfermedad grave tratando sólo el síntoma e ignorando las causas que la hacen pervivir. Es en este sentido en donde se puede diferenciar eta de al-qaeda, aunque los síntomas sean los mismos, no se trata de la misma enfermedad.
Aunque, a decir verdad, si se sigue sin hacer nada por evitarlo, y colocando socio-culturalmente a cualquier fenómeno terrorista en el mismo saco, acabarán por reunirse en una sola lacra.
No es de ningún modo equiparable la situación socio-cultural de los pueblos que, aparentemente, están detrás de estos grupos que utilizan el terror como arma. Nada tiene que ver la sociedad vasca de hoy con la mayoría de los pueblos árabes de todo el mundo, incluyendo el pueblo palestino.

- Por tanto, y dependiendo de si eta está detrás de todo esto, o lo está al-qaeda, la actitud a tomar debe de ser distinta en cuanto a las causas que generan sus crímenes terroristas. Porque la situación histórica-económica-social-cultural-etc, que hay detrás de cada uno es fundamentalmente distinta. Una (la de eta) proviene del desarraigo propio de nuestra sociedad hipercapitalista, que, proveniente de las antiguas burguesías han adoptado como signo de manifestación de su angustia trasnochadas reivindicaciones obreras (que en la actualidad se revelan incluso operativamente absurdas), el abrazo a los nacionalismos extremos (como intento, legítimo o no, de reencontrar la propia identidad) y la utilización de la violencia contra el sistema establecido. Otra (la de al-qaeda), procede de otro desarraigo, pero en esta ocasión potenciado enormemente por las actitudes de arbitrariedad, latrocinio y enorme injusticia cometidas por las denominadas sociedades occidentales o desarrolladas en el último siglo y lo que llevamos de éste.

Y así es como releyendo el mensaje sobre el aniversario del comienzo de la guerra emprendida contra Irak, en la que por desgracia para todos los españoles nos involucró el Sr. aznar, he imaginado un escenario real, como el de Madrid de esta mañana, en donde en lugar de 184 muertos y centenares de heridos se hallaban esparcidos entre escombros casi 10.000 personas muertas, todos civiles, ancianos, mujeres y niños, rodeados por todas partes de más de 150.000 heridas, también niños, mujeres, ancianos, todos sangrando y gritando de dolor y preguntándose qué habían hecho ellos para recibir semejante castigo... No era éste un escenario incluso aún más dantesco?... No obstante fueron nuestras naciones occidentales las que con despiadada premeditación lo ocasionaron. Y como digo, para desgracia nuestra, también España.


. "Las injusticias del hoy serán las guerras del mañana..." (he leído en algún lugar hace ya bastante tiempo)...



Paz para todos